Destacado

El color de la lluvia – Gloria Cáceres Vargas

Fotografía Genaro Servu00edn

Comparto este poema en quechua y en español, disfrútenlo.

PARAPA LLIMPIN

¿Ima llimpiyuqmi para qaraykiman chayaptin?
¿Ima llimpiyuqtaq ñuqapa qarayman chayakuptin?
¿Ima llimpiyuqtaq llimpikuna, k’achachaykunapas,
kuyanakunchik pukllakuspa tinkuptinku?
Huk kutikuna parapas ninapas kanchik
hukkunataq qawapayaq mancharisqa puyukuna.

¿Ima llimpiyuqtaq pacha, para wayllukuptin,
kusikuyninpas kuskachakusqanrayku tusuchirqa?
¿Ima llimpiyuqtaq mayu llapanta aytiptin
parapas maykamapas ayqichirqa?
Huk kutikuna puqpu wayraman kani
Hukkunataq llimpipa llipipiqyaynin.

¿Ima llimpiyuqmi qiwa chaskiwaptinchik,
maypi kuyakuyninchik maytukuyta maskaptinku?
¿Ima llimpiyuqtaq manchakuyniy munakuyniypas
kawsaypa k’anchaqnin wañukuchkaptin?
Hanaq pachataq uqhusqa ch’imsikunawan
rupayniykunata qasillachinku.

Kunantaq para kanchaq pachanwan chayamun,
kaspiyasqa llantuyta kanch’arispa,
apupa kachasqanta apamurqa.

Llimpiq para mana tukuyniyuq
llimpiykiqa kuyakuqniykipa sunqunmi
mana michaq wayllukusqay para.

           EL COLOR DE LA LLUVIA 

¿De qué color es la lluvia cuando llega a tu piel?
¿y de qué color cuando llega a la mía?
¿De qué color es cuando se conjugan los colores
y chispas de nuestro juego amoroso?
A veces somos lluvia y fuego,
a veces tímidas nubes al acecho.

¿De qué color es la tierra cuando la lluvia la acaricia
y cuándo el goce de su unión la hace danzar?
¿Y de qué color es el río que limpia todo
y cuando la lluvia huye sin destino?
A veces soy burbuja al aire
a veces chispa de colores.

¿De qué color es la hierba que nos acoge
cuando nuestra pasión busca un cobijo?
¿Y de qué color son mis miedos y ansiedades
cuando la luz de mi ser se va apagando?
Y el firmamento con guiños húmedos
calma mis ardores.

Y hoy llegó la lluvia vestida de luces
Iluminando mi inhiesta sombra,
traía el mensaje de los dioses.

Lluvia de colores al infinito
Tu color es del corazón que te ama.
generosa y amada lluvia.

Anuncio publicitario
Destacado

Lima – Roger Santivañez

Fotografía Elif Tekkaya

Ahora recuerdo tu neblina
La garúa fría & feroz tala
Dro del amanecer en el invierno

Qué más me das Lima en
La memoria del día por tus
Calles del Cercado & las

Noches malditas del pastel
La luz infernal de un tabacazo
Alborada del celaje más azul

El muro del jardín de afuera
De la casa en que quiso el azar
Que te encontrara quebrada tu

Cintura hacia atrás en ese abrazo
Que nunca tu alegría declinó
& que hoy es sólo olvido

Pero no en este poema

Destacado

El humano

Convivo junto al plástico, el cemento y el viento
junto a los motores y antenas sin fin
en medio de marañas de humos negros

Junto a los que proclaman las guerras
Junto a los que codician el brillo del oro
Junto a los que retienen el pan
Junto a los que espectan las estrellas

Lejos de los bosques que se talan sin parar
Lejos de los glaciares que se derriten sin gritar
Lejos de los cazadores del silicio que desatan el caos
Lejos de los pozos de petróleo que contaminan el mar

No basta con ser solo humanos
No basta con tener emociones
No basta con transformar esta tierra sin consenso

¿Por qué seguir depredando nuestro hogar?
¿Por qué dejar expandir nuestro mal?

Destacado

Poema sin límites de velocidad – Carlos Olivia

Fotografía by Pixabay

He visto una ciudad
una avenida
una calle inundada de cantos
De poemas sonando como bocinas de carros
Y autopistas sin guardias de tránsito
Poemas a 200 Km. P/H
Libres
raudos
veloces por llegar
a los oídos del mundo
donde la ansiedad
la droga
y los atropellos
inventan colores siniestros
Y en medio de todo
Yo con mi bocina
Yo con mi voz levantada
Entre tantos accidentes
Risueño
Ilusionado
Y sin más palabras
Que estos versos sin frenos por las avenidas.

Destacado

Poema perdido – Juliane Angeles Hernández

Fotografía Valentin Antonucci

He rescatado algunas palabras que mi poesía perdió en batalla:

a co m p á ñ a m e / f e l i c i d a d / p r i m a v e r a

Ahora sé que una niña
no se hace mujer fuerte

sólo con palabras fuertes
mi voz ha de hacerse tos
mi tos ha de hacerse poesía

¿Cuántas palabras han de habérseme caído
antes de escribir felicidad por primera vez en un poema?

Destacado

Mis alas y mi rosa

Por esos conjuros con los dioses
en una pared de la calle Grau
encontré unas alas,
no dude en tomarlas y
llevarlas a mi torpe espalda.

Sin contradecir a la lógica, en un segundo
me eleve sobre la vereda
por encima de molles é eucaliptos,
junto a cuculíes y
colibrís.

Gire una y mil veces
hasta llegar a los acantilados de Barranco
descendí sobre las rocas que miraban al mar,
extendiendo las alas, olí la sal del Pacifico,
sobrevolé la Herradura hasta saludar a los delfines.

Me alce más y más
atravesando nubes y vientos
hasta ver el crepúsculo de mis sueños,
para luego volver a mi refugio.

Las plumas tenían un fino
polvo blanco y una rosa
que sin bacilar puse entre
mis cabellos a lo largo de mi vida.

Destacado

La ausencia de las lunas – Carmiña Navia Velasco

a Asun
Cuando las lunas se ocultaron
ese fue un año malo,
la tradición lo dice.
Mi corazón se recogió
y empezó a ver el mundo
desde la luz de una ventana,
luz siempre amenazada.
Cuando las lunas se ocultaron
ese fue un año duro.
Mi corazón se halló escondido
tras de las ramas de los árboles
y las estrellas no pudieron
regalarle su luz a mis canciones.
Cuando las lunas se ocultaron
llenó la tierra una gran lluvia,
la tradición lo dice.
Muchas simientes se secaron
vinieron surcos como heridas
y no había sangre entre los ríos,
sangre que redimiera tanta muerte,
cuando la luna estuvo oculta.
Después de muchos soles
muchos vientos
descubrimos el aire de las fuentes
y en el camino se hizo luz.
La Buitrera, 1983

Destacado

La música sin cartas – Laura Yasán

perdí el color en lo incesante
ese perro entrenado para morder
los talones del tiempo sin lastimarlo.

perdí la humanidad
me jugué hasta la música sin cartas
tragué sin masticar flechas perdidas
nació una rosa negra y la dejé
morir como a las otras
pequeñas criaturas de lo incesante
lobas en cautiverio.

yo misma me perdí en la sinrazón
me aturdía ese piano desafinado
en la raíz de la neuralgia
esa descarga repetida
que llora día y noche
como un hijo del mundo
que nadie atiende.

Destacado

Pajaro enjaulado – Maya Angelou

Parque de la Amistad

El pájaro libre salta
al lomo del viento
y flota viento abajo
hasta que cesa la corriente;
moja sus alas
en el naranja de los rayos de sol
y osa reclamar el cielo.

Pero un pájaro que acecha
en su jaula angosta
apenas puede ver tras
las rejas de rabia
sus alas están contraídas y
sus pies atados luego,
abre la garganta para cantar.

El pájaro enjaulado canta
un temeroso trino
sobre algo desconocido
mas ansiado aún
y desde la lejana colina
se escucha la melodía
pues el pájaro enjaulado
canta a la libertad.

El pájaro libre imagina otra brisa
y tenues vientos alisios
entre árboles anhelantes
y los gruesos gusanos que aguardan
en el pasto iluminado de alba
y designa al cielo como suyo.

Pero un pájaro enjaulado permanece
inmóvil sobre la tumba de los sueños
grita su sombra en el clamor de una pesadilla
sus alas están contraídas y sus pies atados luego,
abre la garganta para cantar.

El pájaro enjaulado canta
un temeroso trino
sobre algo desconocido
mas ansiado aún
y desde la lejana colina
se escucha la melodía
pues el pájaro enjaulado
canta a la libertad.

Destacado

Y aún así, me levanto – Maya Angelou

Fotografia Christina Chekhomova

Tú puedes escribirme en la historia
con tus amargas, torcidas mentiras,
puedes aventarme al fango
y aún así, como el polvo… me levanto.

¿Mi descaro te molesta?
¿Porqué estás ahí quieto, apesadumbrado?
Porque camino
como si fuera dueña de pozos petroleros
bombeando en la sala de mi casa…

Como lunas y como soles,
con la certeza de las mareas,
como las esperanzas brincando alto,
así… yo me levanto.

¿Me quieres ver destrozada?
cabeza agachada y ojos bajos,
hombros caídos como lágrimas,
debilitados por mi llanto desconsolado.

¿Mi arrogancia te ofende?
No lo tomes tan a pecho,
Porque yo río como si tuviera minas de oro
excavándose en el mismo patio de mi casa.

Puedes dispararme con tus palabras,
puedes herirme con tus ojos,
puedes matarme con tu odio,
y aún así, como el aire, me levanto.

¿Mi sensualidad te molesta?
¿Surge como una sorpresa
que yo baile como si tuviera diamantes
ahí, donde se encuentran mis muslos?

De las barracas de vergüenza de la historia
yo me levanto
desde el pasado enraizado en dolor
yo me levanto
soy un negro océano, amplio e inquieto,
manando
me extiendo, sobre la marea,
dejando atrás noches de temor, de terror,
me levanto,
a un amanecer maravillosamente claro,

Destacado

Los Nadies – Eduardo Galeano

Fotografia Josh Hild

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los na-
dies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto
la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la
buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en
lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los na-
dies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se le-
vanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de
escoba.
Los nadies : los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies : los ningunos, los ninguneados, corriendo la
Liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica
Roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

Destacado

Sextina de los desiguales – Carlos German Belli

Pachacamac-Lima

Un asno soy ahora, y miro a yegua,
bocado del caballo y no del asno,
y después rozo un pétalo de rosa,
con estas ramas cuando mudo en olmo,
en tanto que mi lumbre de gran día,
el pubis ilumina de la noche.

Desde siempre amé a la secreta noche,
exactamente igual como a la yegua,
una esquiva por ser yo siempre día,
y la otra por mirarme no más asno,
que ni cuando me cambio en ufano olmo,
conquistar puedo a la exquisita rosa.

Cuánto he soñado por ceñir a rosa,
o adentrarme en el alma de la noche,
mas solitario como día u olmo
he quedado y aun ante rauda yegua,
inalcanzable en mis momentos de asno,
tan desvalido como el propio día.

Si noche huye mi ardiente luz de día,
y por pobre olmo olvídame la rosa,
¿Cómo me las veré luciendo en asno?
Que sea como fuere, ajena noche,
no huyáis del día; ni del asno, ¡oh yegua!;
ni vos, flor, del eterno inmóvil olmo.

Mas sé bien que la rosa nunca a olmo
pertenecerá ni la noche al día,
ni un híbrido de mí querrá la yegua;
y sólo alcanzo espinas de la rosa,
en tanto que la impenetrable noche,
me esquiva por ser día y olmo y asno.

Aunque mil atributos tengo de asno,
en mi destino pienso siendo olmo,
ante la orilla misma de la noche;
pues si fugaz mi paso cuando día,
o inmóvil punto al lado de la rosa,
que vivo y muero por la fina yegua.

¡Ay! ni olmo a la medida de la rosa,
y aun menos asno de la esquiva yegua,
mas yo día ando siempre tras la noche.

Destacado

Mañana

Fotografía Ksenia Chernaya

Mañana lunes, me miraras y querrás sacarme de aquí, pondrás tus diminutas pinzas sobre el fuego antes de la extracción. Con el ron de caña buscaras aletargar tus nervios para luego mover de aquí y de allá. Hace falta un lente más para enfocarme y más pericia para remover mi talle entre la piel viva y enrojecida. Luego de denodados intentos lograrás quitarme, se oirá un contenido y anhelado respiro de alivio. Sin más, darás esos primeros pasos de libertad después de la auto tortura. Acto seguido estaré en el frasco de vidrio con el resto de agujas de coser Singer.

Destacado

Lisa

Fotografía Brady Knoll

Lisa vive en lugar de Waty. En las noches cuando apagan la luz de su habitación no puede dormir. El martes tubo una pesadilla que la dejo horrorizada, en donde corría por la sala, la cocina y huía de los filudos dientes de Otto, al despertar estaba debajo de la cama.
Por las mañanas se esconde detrás del sofá de la sala, esperando que el pitbull Otto no sienta su olor e inmediatamente vaya tras ella; las veces que el olfato del canino sensa a Lisa, ella se impulsa hasta llegar detrás de la mampara del balcón, luego espera que se vaya.
Lleva varios días sin dormir y se siente agotada. La noche del jueves despertó en el balcón con la suela mojada, había andado dormida. Después fue a su dormitorio encendió incienso y escucho música zen hasta que amaneció.
Durante el día apenas se recuesta se duerme, pero se despierta con el silbido de la tetera del vecino. Chengen también la busca para jugar con ella, por eso Lisa ni bien oye los maullidos de la gata se va al clóset.
Cada día que pasa se siente demasiado cansada esperando a Tony para salir por el jardín, la vereda, etc pero por equivocación se fue con Olav de viaje y no volverá en tres meses.
Durante ese tiempo Lisa permanecía despierta, dormía poquísimo y estaba exhausta gran parte del día; fue hasta el jueves catorce de julio que a punto de desfallecer de sueño que Tony volvió y fue detrás de él pero se despertó con mucha tristeza porque aún no había regresado.
Pasaron dos semanas más para el esperado retorno de Olav y sus maletas con Tony, fue el mejor día para Lisa y Tony el par de zapatillas que volvieron a dormir, pasear por el jardín y el balcón con su bufanda porque hacia frio.

Destacado

Moliendo Café – José Manzo

Nostálgica canción en la voz de Xiomara Alfaro, bella interpretación con un excelente acompañamiento musical, disfrutenla.

Moliendo Café

Cuando la tarde languidece
renacen las sombras
y en su quietud los cafetales
vuelven a sentir
esa triste canción de amor
de la vieja molienda
que en el letargo de la noche
parece gemir

Una pena de amor, una tristeza
lleva el sambo Manuel en su amargura
pasa incansable la noche
moliendo café

Cuando la tarde languidece
renacen las sombras
y en su quietud los cafetales
vuelven a sentir
esa triste canción de amor
de la vieja molienda
que en el letargo de la noche
parece gemir.

Una pena de amor, una tristeza
Lleva el sambo Manuel en su amargura
Pasa incansable la noche
Moliendo café

Cuando la tarde languidece
Renacen las sombras
Y en su quietud los cafetales vuelven a sentir
Esa triste canción de amor
De la vieja molienda
Que en el letargo de la noche
Parece gemir
Que en el letargo de la noche
Se deja sentir

Destacado

Poema Nro. 7


¿Cantas?
¿Escuchas?
¿Vuelas?
eran preguntas
de la abuela

Atravesada por el viento,
me encojo,
por entre luces de autos en la carretera que va al Sur
por entre la humedad que pulula sobre el cemento.

Las narices y oídos están fríos,
los abrigos, son bien pocos
cuando mis pupilas recorren la estación El Ángel.

Mis dedos agrietados,
se confiesan dentro de mi corrompido morral de blue jean,
por entre bolsas de plástico.

La reina neblina nos envuelve,
los postes van encendiendose,
la vereda será mi albergue hasta
que los primeros cien de la fila
pisen el vagon que dejara el sur.

Destacado

Mañana no – Bei Dao

Traducción de Moriana Delgado

Fotografía Pixabay

Esta no es una despedida
porque nunca nos hemos conocido,
a pesar de que la sombra y la sombra
se han empalmado sobre la calle
como un convicto solitario en el escape.

Mañana no.
Mañana no es el otro lado de la noche,
y quien quiera que tenga esperanzas es un criminal.
Deja que la historia que comenzó en la noche
termine en la oscuridad.

Destacado

Caput – Juliane Angeles Hernández

Fotografía Pixabay

He traído mi cabeza hasta los árboles.
Mi cabeza
debería estar clavada en uno de esos troncos,
pero se ha caído.
Ahora es la pelota de un grupo de niños en Arequipa.
Niños de pelo negro
arrastran mi cabeza por lo verde.
Tantos años y todavía no recupero mi cabeza,
tantos años he visto crecer y morir lo verde,
tantos árboles caídos y cabezas caídas,
tantas ruinas y objetos preciosos
para que mi cabeza se vuelva a perder
entre los árboles,
y yo siga sentada mirando con deleite
a los niños
y no me atreva a quitársela.

Destacado

Segregación N°1-Carlos German Belli

Fotografía Neron Photos

(a modo de un pintor primitivo culto)

Yo, mamá, mis dos hermanos
y muchos peruanitos
abrimos un hueco hondo, hondo
donde nos guarecemos,
porque arriba todo tiene dueño,
todo está cerrado con llave,
sellado firmemente,
porque arriba todo tiene reserva:
la sombra del árbol, las flores,
los frutos, el techo, las ruedas,
el agua, los lápices,
y optamos por hundirnos
en el fondo de la tierra,
más abajo que nunca,
lejos, muy lejos de los jefes,
hoy domingo,
lejos, muy lejos de los dueños, entre las patas de los
animalitos, porque arriba
hay algunos que manejan todo,
que escriben, que cantan, que bailan,
que hablan hermosamente,
y nosotros, rojos de vergüenza,
tan sólo deseamos desaparecer
en pedacitititos.

Del libro Poemas (1958)

Destacado

Masa – Cesar Vallejo

Cuzco-Perú

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «¡No mueras, te amo tánto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
«¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando «¡Tánto amor, y no poder nada contra la muerte!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar…

Del libro España, aparta de mí este cáliz (1939)

Destacado

Crianza- Juliane Angeles Hernandez

Fotografía Rodolfo

Z» sigue creciendo. Me pregunto si traspasará el techo. Si la pared blanca del
departamento es su límite. Si algún día tendré que explicarles a mis vecinos
que lo verde saliendo de mi techo es un cactus que no deja de crecer. O si
ahora, que mamá me ayudó a trasplantarlo a una maceta más grande, crecerá
a lo ancho.


El borde de la maceta es áspero, pero no difícil de romper.
La diferencia, le digo, es que ahora estoy en casa.

Destacado

A ti, Madre

Fotografía Paweu0142 L. on Pexels.com

Por ti, sé de dónde vengo y dónde estoy,
me diste raíces,
rostro,
voz,
enseñaste cómo tener fortaleza
a reír junto al sol y
a secarme las lágrimas.

Cuando tus vidas crecían en medio de tormentas,
nunca falto esperanza en tu mirada
más siempre bregaste,
sin detenerte frente al destino,
persiguiendo lo mejor para tu linaje.

Cómo olvidar las historias de tu Ayabaca,
narradas con tanto amor y devoción
dónde árboles, ríos, garbanzos
eran aliados y confidentes de tus travesuras.

Esos paisajes,
que pinte en mi memoria de niña,
forjaron el valor a la madre tierra,
el amar lo sencillo y
entender la simpleza de la sabiduría.

Ahora tienes cabellos plateados,
pecas y surcos en tu rostro,
pero tus ojos brillan junto a tu eterna sonrisa.

Tienes el andar pausado, cansado
con mirada lejana, añorando recuerdos
pero con manos tendidas para halagarnos.

¡Madre! va en estas letras
mi inmenso amor a mi fuente de vida.

Destacado

Blason – José Santos Chocano

Escudo de ciudad de Huánuco-Perú

Este poema congrega tanta emoción por la herencia inca pero sin dejar de lado la historia hispánica, pues resume de que estamos construidos en esta parte del globo. El último verso me encanta.

Soy el cantor de América autóctono y salvaje:
mi lira tiene un alma, mi canto un ideal.
Mi verso no se mece colgado de un ramaje
con vaivén pausado de hamaca tropical.

Cuando me siento inca, le rindo vasallaje
al sol, que me da el cetro de su poder real;
cuando me siento hispano y evoco el coloniaje,
parecen mis estrofas trompetas de cristal.

Mi fantasía viene de un abolengo moro;
los andes son de plata, pero el león, de oro;
y las dos castas fundo con épico fragor.

La sangre es española e incaico es el latido;
y de no ser poeta, quizá yo hubiera sido
un blanco aventurero o un indio emperador.

Destacado

Sabogal – Mario Montalbetti

Oleo: Garcilazo de la Vega/José Sabogal (Foto: Robert Laime)

4
Ahí donde hay divisiones de raza
las ciudades son refugio de canallas

dulce madre de Dios
Ahora que no necesitamos
visa Schengen ahora tal vez

el servicio peruano pueda bañarse en las playas

no hay otra versión para esto

un tiempo así—sin traducción

5
dulce madre de Dios
sabes que no le rezo a nadie

¿por qué me río entonces?

5a
porque lo que sigue
es un proverbio zen bamba
algo así como

si comes una papa a la huancaína
tú eres la huancaína

5b
el proverbio zen bamba
termina siendo el lema de la próxima
Conferencia Anual De Ejecutivos

y luego sigue la lista
de las prioridades ideológicas del sector
redactadas sobre la luna trasera
de una camioneta 4×4:

free Tibet
una manzanita mordida
un chalán a caballo
un rosario

[el taxi con la cara de Lavoe
fue invitado a estacionarse fuera de vista]

Y—luego la ronda de redbulls
y el remate anual de obras de Arte
en la playa

un retrete de Sabogal recientemente
hallado en la bóveda secreta de un bufete de abogados
y fotografíado
por el bufón de moda

vendido: 30000

5c
y entonces sabes con certeza
que eres la huancaína

6
Cada vez se ha vuelto más difícil
hacer el amor

justamente
porque se trata de una traducción de lengua a cosa

y hacerlo sobre arena gruesa
o sobre pastos húmedos
o bajo cielo azul
es una traducción de lengua a lengua

No puedo decir mucho más

6a
estrellas y Estrellas
borroneadas en la gran pizarra negra

cada vez se ha vuelto más difícil
hacer el amor

bajo un cielo post-constelaciones

8
el tiempo puede ser un desierto
es una traducción

el retrete de Sabogal es falso
pero la foto del bufón
ya se exhibe en las salas de expendio

ya ha aumentado de precio

8a
hay otro Sabogal
que no está en venta:
Músicos huancas

en ese grabado
hay adversidad
y resistencia

el hombre que sopla el pututu
mira de frente y dice

¡tú no puedes tocar esto!

y sopla
posiblemente enfermo
posiblemente libre

delante de figuras inclinadas
que bailan

lengua a cosa

9
Hay un momento

(eso es lo que celebra
el hombre que sopla el pututu)

en que la muerte toma un cierto interés en nosotros
pero luego no nos hace caso

Ése es el momento más notable de nuestras vidas
el momento en que la muerte nos hace caso

lo que viene después
es el repentino tránsito
hacia la clase de Geografía

el baile de figuras inclinadas

las dificultades para hacer el amor.

Destacado

Abril

Fotografía Nati

Una lágrima late
en la sien
de este amanecer de otoño.

Para ser sinceros
habrá que dejarla caer
en el primer día de abril y
arroparla con mi pañuelo plata.

Se esfumará lo gris una vez más
para quedarme a mirar el mar
ese mar
mi mar.

Esa playa donde el sol no marcara mi piel
donde la arena es blanca,
donde el travieso viento hará bailar a mis cabellos
la espuma blanca atrapará mis pies y
esa paz llegara.

Destacado

En crecimiento -Juliane Angeles Hernandez

Se crece entre depredadores.

Y yo crezco como la cebolla de mi cocina
larga, solitaria y hacia arriba
crezco como esa cebolla entre papas y limones
crezco para no ser cocinada
crezco como esa cebolla moradísima
la que chupa humedad y echa raíces

Quiero traspasar el techo poco a poco
alargar mi estadía en el verdulero.

Quiero que recuerdes mi llanto
mi sustancia irritante.

Te romperé.

Destacado

Yira Yira – Enrique Santos Discepolo

Cuando la suerte qu’es grela
Fayando y fayando
Te largue para’o
Cuando estés bien en la vía
Sin rumbo, desespera’o
Cuando no tengas ni fe
Ni yerba de ayer
Secándose al sol

Cuando rajés los tamangos
Buscando este mango
Que te haga morfar
La indiferencia del mundo
Que es sordo y es mudo
Recién sentirás

Verás que todo es mentira
Verás que nada es amor
Que al mundo nada le importa
Yira, yira

Aunque te quiebre la vida
Aunque te muerda un dolor
No esperes nunca una ayuda
Ni una mano, ni un favor

Cuando estén secas las pilas
De todos los timbres
Que vos apretás
Buscando un pecho fraterno
Para morir abraza’o
Cuando te dejen tirao
Después de cinchar
Lo mismo que a mí
Cuando manyés que a tu lado
Se prueban la ropa
Que vas a dejar
Te acordarás de este otario
Que un día, cansado
Se puso a ladrar

Destacado

Flash Mob en TEDxRiodelaPlata 2013 – El Brindis de la Traviata de Verdi

Comparto este Flash Mob en TEDxRiodelaPlata 2013 – El Brindis de la Traviata de Verdi, donde las voces y música son un caricia para el alma. No interesa en que momento la escuchemos, es una preciosa muestra de arte. Disfrútenla!!

Destacado

Donde el tren se llama nieve – Carlos Lopez Degregori

Fotografia Danilyuk

Llamémosla novia o nieve cuando falte al hotel: detengan en la
cama las sábanas su curso, tiemble la lámpara, salte de rasguños
la cortina.

Que en la calle arda un perro.

Que todas las esquinas y las luces escuálidas den a un taxi
escarnecido. Que el taxi viaje leguas, plazas, mentidos horizontes
y llegue al fin a una estación donde se aguarde solo un tren
escarnecido.

Pensemos que es un tren que viaja al cielo o a la novia o a la nieve.
Abordémoslo. Perdámonos en el humo, en el frío, en los
escondites que colman los vagones. Apoyemos los labios en el
cristal helado y besémonos:
igual que a un mal espejo,
igual que a una pasajera atada a los rieles en un túnel.

Llamémosla nieve o pasajera.

Recojámosla.

Abriguémosla. Démosle maíz en su boca celeste. Contémosle
historias con héroes, lobos blancos y el más feliz de los finales.

Creamos que deben ser ciertas las historias y bajémonos con ella
en la siguiente estación donde el tren se detiene un momento a
respirar.

Pero no será verdad y en la estación arderá otra vez un perro y
nos estará aguardando un taxi con la puerta abierta
escarnecida.

Destacado

Ángel de Hierro – Luis La Hoz

1
Por las calles de la ciudad va mi amor,
espléndido tras las frutas, los semáforos,
los puestos de gloria de los guardias.
Por las calles va mi amor en este tiempo
sobre el cual todo se ha dicho y no basta.
Mi bello amor inmolado a las serpientes,
a los vidrios rotos de las fiestas,
al acanto, a los laureles
y a esas miserias
que este siglo ha fabricado para su propio uso.

2
Habitante del césped de los parques
y del rocío que llega como música de la madrugada.
Fogonero, ebrio, chofer de taxi.
Hijo de Gilda y de Enrique.

Más delgado que la lluvia de nuestra ciudad.
Nunca gris, siempre tumultuoso y algo desolado.
Tan falso como es una imagen en el agua,
tan verdadero como el agua.

3
Dos o tres veces me pregunté por qué escribía
y siempre fue como si oliera, desde lejos, un perfume.

Me da terror esta ciudad.
Sus habitantes parecen fieras de un pobrísimo zoológico.

Yo también puedo ser otra fiera con el lomo astillado.
Nadie escapa de las perlas negras que caen con violencia
de asesino.

Como otros, paseo por mi jaula
buscando el perfume que abra el candado una vez más.

4
Un hotel a medianoche.
Habitación 302, dice el encargado como si fuera
…………….de otro mundo.

En el registro escribo mi nombre
y una profesión más decente que la mía.

Subo. Penumbra en los corredores, olor a creso,
suspiros traspasando las puertas.

Yo soy un nuevo transeúnte,
otro suspiro entre las rendijas.

Por unos días mi reino será el 302, una cama,
una mesa, un cuadro de caballos que galopan.

Destacado

Saludo – Manuel Morales

Saludo a todos esta noche.
Al especialista en muertes preventivas
A la mujer que se desnuda en el espejo.
Saludo a los padres de la patria
Y a los militares haraganes los saludo.
(A ti no porque me estás mirando).

Seguro estoy de no ser un pobre huevastriste.

Saludo a los night clubs
A sus generales respectivos
A las lombrices de tierra sobre tierra
Y a la golondrina tierna de tus ojos.
Va mi saludo cordial a la ultraderecha.
(No lo tomen en serio).

A la reacción otro saludo.
Saludo a los chacales de bodega
A los cantinflas turulatos de los templos
A los bacanes de la Pesca los saludo.

Saludo a mi novia mongoloide
A su padre excepcional
A sus hermanos aprendices de matones.

Saludo a los pájaros que malogran el arado
A las doncellas de nalgas somnolientas
A mi vecino que ronca como un cerdo
Y a su mujer que lo atrasa con un negro

He saludado a todos, disculpen, ¡malas noches!

Destacado

Todas las cosas son tuyas – María Emilia Cornejo

Fotografía Ketut Subiyanto

Todas las cosas tuyas
te poseen
como un secreto
en cada una de sus partes.
en el reloj
de caracoles sonoros
eres
las manecillas lloronas
que aguardan
segundos y minutos;
tienes con el tiempo y el reloj
una sagrada alianza
y
cual dios
todo lo detienes
y todo lo conviertes en espera;
y sólo tú sabes
cuántas horas he perdido
tratando de olvidarte,
entre libros de polvo y años
que algún poeta enamorado a su amada dedicó;
tratando de olvidarte
en cada una de tus cosas en todas las cosas tuyas que te guardan y
conservan;
y tienen vida,
la biblia que tiene tu palabra,
de ceniza y cal ardiente,
de enfermedad, delirio y muerte;
la rosa que tiene tu perfume,
de tibieza y paz constante,
de amor, dulzura y vida;
y la losa con tu nombre
que te aguarda eternamente,
desde el origen del mundo
y de tus días.

Destacado

Temblar – José María Arguedas

Fotografía Charlotte May

Dicen que tiembla la sombra de mi pueblo;
está temblando porque ha tocado la triste sombra del corazón
de las mujeres.
¡No tiembles, dolor, dolor!
¡La sombra de los cóndores se acerca!
–¿A qué viene la sombra?
¿Viene en nombre de las montañas sagradas
o a nombre de la sangre de Jesús?
–No tiembles; no estés temblando;
no es sangre; no son montañas;
es el resplandor del Sol que llega en las plumas de los cóndores.
–Tengo miedo, padre mío.
El Sol quema; quema al ganado; quema las sementeras.
Dicen que en los cerros lejanos
que en los bosques sin fin,
una hambrienta serpiente,
serpiente diosa, hijo del Sol, dorada,
está buscando hombres.
–No es el Sol, es el corazón del Sol,
su resplandor,
su poderoso, su alegre resplandor,
que viene en la sombra de los ojos de los cóndores.
No es el Sol, es una luz.
¡Levántate, ponte de pie; recibe ese ojo sin límites!
Tiembla con su luz;
sacúdete como los árboles de la gran selva,
empieza a gritar.
Formen una sola sombra, hombres, hombres de mi pueblo;
todos juntos
tiemblen con la luz que llega.
Beban la sangre áurea de la serpiente dios.
La sangre ardiente llega al ojo de los cóndores,
carga los cielos, los hace danzar,
desatarse y parir, crear.
Crea tú, padre mío, vida;
hombre, semejante mío, querido

Destacado

Lamentos Nro. 1

Photo by Lisa Fotios on Pexels.com

Deseos y sueños corrompidos
sin carnavales ni comparsas
sin desdén o contrapunto.

Onirismo del más puro
se vuelca en los sentidos
con harta candidez pero sin ápice de lucidez
se funden, se alucinan
se quiebran…

De la nada surgen,
de la nada viven,
del deber inoperativo se estremecen,
se paralizan desbandado el estereotipo del ser
que huye al vacío.

Las corrientes de buenos deseos son pisoteadas
tal vez el mañana si exista.

Destacado

Lima

Fotografía Artem Saranin

Entre ladridos y melismas
se detiene a la noche de farolas desveladas,
que junto al sueño principiante
la almohada enfurece.

En medio de esas paradas
las cobijas tuercen el ceño.

La voz soprano, anuncia
la defensa del impávido Piwi
al mismo tiempo el tenor disminuye sus decibeles
para la somnolienta e involuntaria platea.

Los gruñidos de Sansón
se acallan por milisegundos.

Vuelta al filo de la sábana blanca
vuelta a juntar los agotados parpados
vuelta a la izquierda para girar a la derecha
ya el gruñir de Piwi y Sanson se deslizaron a aullidos.

Soprano y tenor hieren a los indefensos oídos,
cada quien es fiel a su partitura.

Debajo de mi ventana continua el concierto,
hasta que una nube gris deja caer
gruesas gotas de lluvia
y la noche vuelve a dormir en el desierto de Lima.

Destacado

Poema al sol -Homero Aridjis

Fotografia Samer Daboul

Oh, girasol vidente,
oh semilla amarilla,
tu nombre cabe en una sílaba, dijo el poeta

Oh, padre de las mitologías,
el sueño de la luz produce formas,
dijo el pintor

Si el ojo no fuera solar,
¿cómo podría ver la luz?
dijo el poeta

Si la luz no fuera maestra del color,
¿cómo podría pintar sus ojos?
dijo el pintor

En la gran pirámide de Giza el Sol se levanta cada día,
en el Oriente de tus ojos la noche se pone cada mañana,
dijo el poeta

El Sol no se pone en el horizonte,
el Sol no conoce la noche,
el que oscurece es el ojo, dijo el pintor

No necesito ir a ver las glorias del Sol
en los campos de la tarde, porque el Sol
de las mitologías es el ojo, dijo el poeta

El poema del Sol es infinito:
sólo podemos pintarlo con palabras,
dijo el pintor

Cuando el Sol habla,
todas las criaturas callan,
dijo el poeta

El Sol es un Ser
el Sol es luz presente,
dijo el pintor

La sonrisa infinita de la luz
es un verso que es un poema
que es un universo,

el ojo pensante es un ojo riente,
al ojo que nos piensa lo pintamos
con sus propios rayos, dijo el poeta

El Sol no tiene historia,
el Sol vive en la eternidad del momento,
dijo el pintor

El Sol cara rayada, es un jaguar
que recorre el cielo nocturno devorando sombras,
devorando instantes, dijo el poeta

Sol pasado, Sol deificado
Sol de la mente, Sol demente,
dijo el pintor

La historia de la luz
es una arqueología de los ojos,
dijo el poeta

La luz inteligente viene del Sol
con la temperatura exacta para pintar tus manos,
dijo el pintor

Una figura que proyecta sombra, una silueta
insustancial que te sigue por la calle, eso soy yo,
dijo el poeta

Qué es una sombra:
un esplendor en la espalda
y una mancha en el suelo, dijo el pintor

El Sol es la forma de su amor,
el hombre lleva en los ojos la forma de ese amor,
al final de su vida, el hombre será el espectro de ese amor, dijo el pintor
Dios no existe, dijo un tercero,
Dios vive en tu cabeza,
si no piensas en Él, morirá fuera de tu mente.

Si Dios no existe, ¿quién existe?
¿tu sombra? ¿tu espectro? ¿tu olvido?
replicó el pintor

Dios no existe,
existe un enorme vacío,
dijo el tercero

Si existe un enorme vacío,
existe ya algo,
dijo el poeta

Ésas son
puras palabras,
dijo el tercero

Si Dios no existiera,
tus palabras no existirían,
dijo el poeta

Antes del alba, mis ojos
ya se habían figurado las criaturas que estás viendo
en este momento bajo el Sol, dijo el pintor

Todo comenzó con una imagen,
todo comenzó con la palabra luz,
dijo el poeta

Cuando los perros ladran a la Luna
en realidad están ladrando al Sol,
dijo el pintor

En nuestra mente cabe el universo en expansión,
en nuestra mente en expansión caben todos los astros:
nuestra mente es un verso hacia el universo, dijo el poeta

Me di cuenta de mi propia vejez
cuando vi el primer pelo blanco en la cabeza de mi hija,
dijo el pintor
Deber de hombre,
no estar triste bajo la luz,
dijo el poeta

La enciclopedia del Sol es mi libro de cabecera,
la enciclopedia del Sol es un ojo que brilla
a través de las tapas cerradas, dijo el pintor

En los rincones de mi biblioteca,
oculto entre miles de palabras,
el poema del Sol está brillando, dijo el poeta

Es curioso que nunca antes
haya dibujado figuras más deslumbrantes
con los rayos de luz tenue, dijo el pintor

¿No es curioso que el poema del Sol
llegue de noche y con los ojos cerrados?,
dijo el poeta

El carácter volátil de las criaturas humanas,
la condición entregada de las cosas del mundo,
se las debemos al Sol, dijo el pintor

De tanto verlo, mis ojos se han vuelto solares,
de tanto nombrarlo mis palabras fulguran,
dijo el poeta

De tanto pintar sus ojos me he quedado ciego,
sus imágenes queman mis dedos,
dijo el pintor

La pintura del Sol
la acabarán los otros,
dijo el poeta

El poema del Sol
comenzó hace mucho tiempo,
dijo el pintor

Oh, sílaba amarilla,
Oh, girasol vidente,
dijo el poeta ~

Destacado

Diciembre

Fotografia Jonathan Borba

Soy sol,
soy aire,
soy ceniza, polvo y
seré nada

para volver a amistarme con las manzanas y brocolis
con el ajo, los inciensos de lavanda
con carnavales y comparsas

para atar los cordones de luces led
que vagan en plazas y ventanas de la ciudad
con la tarde decembrina que no es mía.

Y enfundada con tapabocas y kilométricas distancias
mirare el azul del cielo
junto a escasas cúmulos y cirrus
que los otros quieren expropiar.

Destacado

«La danza» – Benjamin Shine

Encontré las delicadas piezas de tul que Benjamin Shine elabora con una plancha, sus esculturas capturan retratos que parecieran suspendidos y realmente exaltan una breve fuerza dominando las sombras y transparencias permitiendo explorar lo fugaz con la pasión. Espero lo disfruten

Destacado

«Fútbol». Ballet de Igor Moiseyev.

Encontré este video del Conjunto Académico Estatal de Danza Folclórica Igor Moiseyev, de su pieza coreográfica «Fútbol», rodada en 2021, me encanto. Espero lo disfruten.

Destacado

Poesía – Omar Aramayo

Fotografia Sebastian Voortman

Escuchen ríos de la tierra
Escuchen ríos de la tierra
escuchénme
yo soy el que murió siete veces
yo soy el que celebra ocho cumpleaños
ustedes son mis padres
mi voz es un río
que corre entre todos los ríos
mis pies no dejan de danzar
ni un segundo
mis pies se delizan entre los cantos rodados
que arrastra el agua
mi cabeza está llena de peces
mi mente danza sin cesar
mis ojos mi pecho mis muslos
mi sexo se reproduce
danzar es soñar
en la boca de los afluentes
el sol quiere huir
de mis manos
yo danzo
con los ojos cerrados
y la mente abierta
el sol quiere
el sol quiere

Destacado

Hacia el sur – Ericka Ghersi

La ruta que parte el este del oeste
te abre los brazos.

Hoy aprendí una nueva palabra
mientras conducía hacia el estado del sol.

Los idiomas están claros
aunque no se entienda la cultura,
pero que más da, sólo vas a enseñar
y luego, a casa con tus comodidades:
la piscina,
la toalla sobre el balcón,
la ropa para nadar,
la gorra y las gafas están
en la primera gaveta de la cómoda izquierda.

Mientras manejas, la nieve intenta
limpiar tu vientre, pero se enloda,
se encharca, y se evapora con el sol.

Recuerdas que antes de partir el doctor dijo:
Los pantanos
secarán tus costras
mientras nadas
en tu piscina azul.

Tu historia clínica
ya ha sido enviada.

Destacado

En Lima-Montserrat Álvarez

En Lima no existen los perros anónimos
Todos sabemos sus nombres, sus caras y sus sonrisas
Los locos son nuestros camaradas de las calles de Lima
Caminan a nuestro lado, y hombro con hombro, y diente con diente
En Lima hay un callado policia en cada esquina
y nadie sabe lo que alberga en su negro corazón
secreto
En Lima muchos sabemos que las cosas también se mueren,
que se extingue humildemente su pobre vida servil de cosas
En Lima todos sabemos que otros van a morirse mucho antes que nosotros,
y que con sus ojos en los nuestros nos dirán:
«Hasta nunca»
En Lima los gallos cantan demasiado temprano, y bajo las veredas hay ocultas
sábanas heladas como la noche de los hermosos cuerpos solitarios
y las nubes son cúpulas de mármol en el horizonte de los días de invierno
En Lima todos sabemos del sonido preciso del
rechinar de dientes, y hemos nacido cobardes
hasta la médula de los huesos
En Lima los microbuses llegan siempre cuando ya es tarde y traen historias de fracasos en cada letra de su recorrido
y nosotros nos sentamos para olvidar los paraderos y meditamos en silencio y sin mirarnos a la cara, porque en Lima
cada uno es poeta, y baila con su sombra como
única pareja, y prepara en secreto
su voz de medianoche.

Destacado

Viaje de un poeta en ómnibus latinoamericano – Carlos Ramírez Reyes



¿Quién diría que se dirige hacia lo nunca conocido, en busca de la
Utopía, al núcleo del Big Bang, en el inicio del todo?

¿Quién diría que el ómnibus es apenas un insecto metálico
transportando a un poeta soberbio de alegría?

¿Quién diría que sus bolsillos están llenos de arcilla, de estrellas
fugaces, de vírgenes ateas?

¿Quién diría que juntos bebimos el ron más fuerte, hasta el
amanecer, tratando de arreglar los entuertos del mundo?

¿Quién diría que fuimos cuatro y luego tres y matamos la tristeza
cuando el derrumbe era lo cotidiano?

¿Quién diría que su rostro es un vuelco rápido y su voz aullido
de hombre/vecino de Túpac Amaru, la barriada que fundó mi abuela?

¿Quién diría que su madre/mi madre no se encontraron jamás
siendo supernovas en explosión constante?

¿Quién diría que naceremos de nuevo sobre un bosque que se
consume de su propia riqueza, de su grandeza?

¿Quién diría que las calles desoladas, las callejuelas cálidas, serán
nuestras bibliotecas, nuestro hogar sagrado?

¿Quién diría que siempre amaremos a las muchachas de pueblo,
aunque nos odien los gobernantes?

¿Quién diría que al fragor de la noche compartimos poemas
junto a gallinas y gatos de la casa?

¿Quién diría, compadre, que esta sopa planetaria es nuestra y
tenemos que beberla, aunque nos cueste la vida?

¿Quién diría que los amigos están lejos y más lejanos cada día a
pesar del desarrollo y la tecnología?

¿Quién diría que la antigua facultad, escondida en las fronteras de
la ciudad, sigue en pie como un floreciente árbol de caoba?

¿Quién diría que los limoneros cobijaron nuestros sueños hasta
que los hongos se comieron las hojas y los tallos?

¿Quién diría que la risa del hombre florece en el campo junto a las
campanillas, el llantén, y el piñón que mata los vermes?

¿Quién diría que el mundo gira sempiterno, ovoide, semejante a
cáscara de primera eclosión de reptiles y aves?

¿Quién diría que somos huérfanos de padre y madre,
progenitores de una generación de niños confundidos?

¿Quién diría, poeta inubicable, laberinto de lo cotidiano, cigarrillo
de pescador entumecido, quién diría que apenas hemos nacido
para el mundo?

¿Quién diría que en la fragua del orfebre somos metal que
revienta, la palabra inédita que se publica?

Who would have thought that it is heading towards the never known, in search of the
Utopia, to the core of the Big Bang, to the beginning of everything?

Who would say that the omnibus is just a metallic insect
transporting a poet superb with joy?

Who would say that its pockets are full of clay, of shooting stars, of virgins
stars, of atheist virgins?

Who would say that together we drank the strongest rum, until dawn, trying to fix the
the sunrise, trying to right the wrongs of the world?

Who would say that we were four and then three and we killed sadness
when collapse was the everyday?

Who would say that his face is a quick turn and his voice a howl of man/neighbor of You?
of a man/neighbor of Túpac Amaru, the neighborhood my grandmother founded?

Who would say that his mother/my mother never met each other
being supernovas in constant explosion?

Who would say that we will be born again on a forest that is consumed by its own wealth, its own
consumed of its own richness, of its greatness?

Who would say that the desolate streets, the warm alleys, will be our libraries, our sacred home?
our libraries, our sacred home?

Who would say that we will always love the village girls,
Even if the rulers hate us?

Who would say that in the heat of the night we will share poems
with the chickens and cats of the house?

Who would say, compadre, that this planetary soup is ours and we have to drink it, even if we are
we have to drink it, even if it costs us our lives?

Who would say that friends are farther and farther away every day, despite the
development and technology?

Who would say that the old college, hidden in the borders of the city, is still standing as a
the city, still stands like a flourishing mahogany tree?

Who would say that the lemon trees sheltered our dreams until the fungus
the fungus ate the leaves and stems?

Who would say that man’s laughter flourishes in the field along with the
bells, the plantain, and the pine nut that kills the worms?

Who would say that the world turns everlasting, ovoid, like a shell of first hatching?
shell of the first hatching of reptiles and birds?

Who would say that we are orphans of father and mother?
progenitors of a generation of confused children?

Who would say, unlocatable poet, labyrinth of the everyday, cigarette
of the numb fisherman, who would say that we were barely born
for the world?

Who would say that in the forge of the goldsmith we are metal that
the unpublished word that is published?

Destacado

Esquizofrenia/Un poema sobre el miedo -Laura Sam

Acostumbrarse a la pequeña muerte del paso de cebra
pararse en verde habituado al rojo
la realidad no se reduce a líneas blancas sobre asfalto
sino al ojo
que sabe distinguirlas de lo oscuro.

Cruzo hago fila de farmacia
consumo cápsulas que demuestran su eficacia
lo dice la publicidad
SACIE SU ANSIEDAD SOCIAL
comprar ánimo es legal
si usted tiene el alma sucia ¿verdad?

Nada que no arreglen diez miligramos de diazepan
el psiquiatra prepara mis dosis extiende recetas
la dieta de pastilla con pastilla domestica mi neurosis
reduce mis crisis nerviosas aumenta mis náuseas

me dicen ya eres normal
y con un mililitro de Risperdal aplaco la psicosis
pierdo materia gris
pero aún sé
distinguir el arcoiris.

Diagnosticado a los veinte
muerto a los dieciséis
esquizofrénico paranoide
así es como vosotros me llamaréis
un nombre para todos los trastornos emocionales
y multinacionales avalando investigaciones
que crean medicación para tales enfermedades
y después
usted tiene una discapacidad del sesenta y cinco por ciento

eso
eso es sinónimo de límites que acotan cárceles
rejas que visten de traje oficial
el destino de este pobre animal
conejillo de indias de los putos psiquiatras
sus máscaras
industria farmacéutica
toda esa mierda
convirtiéndome en carne de psiquiátrico.

Pero hay algo que no puede doler
hay algo más allá de este cielo ámbar que no debe doler
y es la vida temblar de verme amar la vida hasta el desangre
palpitar sincronizada con el tiempo de mi cuenta atrás
sin saber si a alguien le importará
qué hueco dejo cuando me arrastre
su silueta de luz perdida en ruinas de bancal de nadie

hay algo
que hace mías sus cadenas
pero no puedo
hacer eslabón del reloj
ni sucumbir a la condena del tiempo
que ser aire que levanta fuego y amontona marea
es lo que quiero

y tú
entiérrame en tu vuelo si has de hacerlo
pero no hagas míos los insomnios
para soñarte en vilo y esperarte con el filo del ojo abierto
que yo quiero ser viento.

Hay algo que no debe doler.
Y es la vida acojonándose
de verme correr hacia su entraña
arrastrando en la memoria
el perfil de todas las montañas que corono
arrastrando su mentira de asegurarme el mañana para robarme el hoy
ser un animal domesticable vivir encogiéndome
hasta dejar de ser quien soy

hay algo
más allá de lo bello
y no se puede etiquetar con un sello
no se llama esquizofrenia
la enfermedad se llama miedo
los locos son los cuerdos
y quiénes los cuerdos
quiénes
si no ellos.


Dejo el enlace para disfrutar a Laura Sam, declamando este poema .😉

Destacado

Amor 77- Minicuento de Julio Cortazar

Y después de hacer todo lo que hacen se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son.

Destacado

69 – Microcuento de Ana María Shua

Despiértese, que es tarde, me grita desde la puerta un hombre extraño. Despiértese usted, que buena falta le hace, le contesto yo. Pero el muy obstinado me sigue soñando.

Destacado

Ojos café

Canta

Saben añejas
las letras que deje olvidadas.

Suenan a melodías en caída
los números despilfarrados.

No es el pensar ni el sentir
quien hace andar al motor extraviado
al interior de la máquina del tiempo
sino la voluntad y esperanza.

que siempre rugen despiertas sobre mi calzada
sin la soberbia expandida en mi sombra
al caminar por calles soleadas.

han de permanecer encendidos
ante los corrompidos manzanos del jardín,
ni sabrán de óxidos diseminados por las cerraduras.

han de seguir junto a mis pesados botines
estampadas a mi risa de niña
pegadas al brillo de mis ojos café.

Para cuando llegue al ocaso del guerrero,
vea al triunfante escribiente cargado de letras y sueños

Gracias por volar conmigo

Fotografía de Jess Bailey

Desde el 2017 me registre en WordPress con muchas ganas de publicar textos; ubique un nombre, recopile poemas, narraciones, etc y zas… publicados. Han transcurrido 6 años desde la 1ra publicación y esta magia continua semana tras semana.

Mil gracias por leer y comentar en el Retablo de Papel!!!

El sistema – Eduardo Galeano

Chivay, Arequipa-Perú

Los funcionarios no funcionan.
Los políticos hablan pero no dicen.
Los votantes votan pero no eligen.
Los medios de información desinforman.
Los centros de enseñanza enseñan a ignorar.
Los jueces condenan a las víctimas.
Los militares están en guerra contra sus compatriotas.
Los policías no combaten los crímenes, porque están ocupados en cometerlos.
Las bancarrotas se socializan, las ganancias se privatizan.
Es más libre el dinero que la gente.
La gente está al servicio de las cosas.

Mi reina guerrera

Déjala rugir como leona,
porque lucho innumerables batallas por ti.

Déjala reír contigo,
porque esa risa hará brillar tu alma.

Déjala que se engría,
porque esa ternura espera su corazón.

Deja apagada tus distancias,
porque con sus mimos construiste tu camino.

Deja a tu oído escuchar sus historias,
porque sus recuerdos le dan valentía.

Deja que tu voz haga melodías en sus noches,
porque volverá a cantar contigo,

Deja a tus abrazos confortarla,
porque no habrá más días para hacerlo.

Receta para reír o sonreír

Después de tantas revueltas en este pedacito de cielo, hay que mantener el buen humor y Feliz 488 aniversario Lima!!

Acopiar claveles, rosas y limas
dejar serenar en agua del río
echar un poco miel.

Luego beber antes de
reír o sonreír.

A %d blogueros les gusta esto: